Tragedia mortal en río Caquetá

Un bote en el que se movilizaban diez personas fue arrastrado por la corriente hasta el ‘Cañón del Diablo’, cuatro murieron, dos de los cadáveres continúan desaparecidos.

Cuatro personas murieron y seis más sobrevivieron en un accidente acuático que se registró en aguas del río Caquetá, en el sector conocido como el ‘Cañón del Diablo’, al norte del departamento en límites de Caquetá y Amazonas. Al parecer los motores de la embarcación dejaron de funcionar en un tramo correntoso del río y fue arrastrada.

En la embarcación se movilizaban diez personas, cuatro murieron ahogadas siendo rescatados dos de los cuerpos por el Ejército y la Infantería de Marina. El resto de los ocupantes de la embarcación sobrevivieron, según el mayor Óscar Gerardo Omaña García, comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta ‘Cándido Leguízamo’, ubicada en la inspección de Araracuara, jurisdicción del municipio de Solano.

Los hechos ocurrieron hacia las cuatro de la tarde y se dirigían del caserío de Puerto Arturo hacia el corregimiento de La Tagua.

Las víctimas mortales fueron identificadas como José Nelson Ortiz, de 56 años; Valeria Vargas Mendoza, nueve meses y sus cuerpos fueron rescatados. Dos personas continúan desaparecidas: Angie Flor Mendoza Rodríguez, de 25 años y una menor de dos años, que aún no ha sido identificada.

En los mismos hechos sobrevivieron seis personas: Marco Tulio Santanilla Criollo, José Ebert Santanilla Criollo, Wálter Torres, el piloto de la embarcación Narciso Perdomo Cabrero, Nancy Eurinia Rodríguez y Albeiro Vargas Andoque, esposo de Angie Flor Mendoza Rodríguez, desaparecida y padre de Valeria Vargas, que al momento de presentarse la emergencia saltaron del bote y nadaron hasta la orilla.

El alto oficial dio a conocer que “una mujer que viajaba en el bote cayó al río y fue arrastrada por todo el ‘Cañón del Diablo’, que son aguas muy peligrosas, y sobrevivió aferrada a un galón de gasolina y llegó hasta el frente de la base que tenemos ubicada a orillas del río. Ahí pidió ayuda, fue rescatada y nos informó de lo sucedido”.

Continuó diciendo el mayor Omaña García que “de inmediato dispusimos de una operación de rescate con hombres del Ejército y la Infantería que, con el apoyo de la comunidad, se logró rescatar los cuerpos de dos de las cuatro personas ahogadas. La operación de rescate continúa para tratar de encontrar los cuerpos de una mujer y una menor de dos años que se presume estén en las aguas del Cañón”.

El bote, de propiedad de Marco Tulio Santanilla, realizaba constantemente viajes comerciales por aguas del río Caquetá hacia Puerto Arango y La Tagua, todo indica que el accidente fue provocado por la fuertes corrientes que se presentan en el río por la creciente que se ha presentado en los últimos días y los motores del bote no dieron la suficiente corriente, quedando a merced de las aguas y cayendo sobre el ‘Cañón del Diablo’, destruyéndose por completo.

Comments are closed.